Albergue Turístico VALDEBARÓ
Presentación
El Albergue
El Valle de Camaleño
Tarifas y Reservas
Contacto
Albergue Turístico VALDEBARÓ
valdebaro@wanadoo.es
- Español Francés Inglés -
Baró en el Valle de Camañeño

Baró en el Valle de Camañeño

raya

Cómo llegar:

A la comarca de Liébana se accede por dos carreteras: La N-621, desde León, pasando el puerto de San Glorio, la C-627 entrando desde la provincia de Palencia por el puerto de Piedrasluengas, y de nuevo la N-621, desde Unquera, atravesando el sorprendente Desfiladero de la Hermida.
> Vea nuestro plano de carreteras.

Situado en un enclave privilegiado, a sólo 5 km de Potes (Cantabria, España) y al pie de los Picos de Europa, a Baró se llega por la carretera de Potes al teleférico de Fuente Dé. El viajero disfrutará, en plena naturaleza, de la paz y la belleza de sus paisajes y de un clima excepcional; podrá practicar alpinismo, montañismo, cicloturismo..., estudiar su variadísima flora y fauna, y descubrir un auténtico paraíso para los aficionados a la pintura y a la fotografía.

Podrá conocer su tradición y su historia, donde destaca el monasterio de Santo Toribio de Liébana (S.XIII), las iglesias mozárabe de Lebeña y románica de Piasca, así como sus ermitas, sus casonas solariegas, sus torres y puentes medievales (Potes, Mogrovejo,etc).

raya

Picos de EuropaParaíso de montañeros y andariegos:

Liébana es un paraíso para montañeros y aficionados al senderismo. Hay multitud de pistas que cruzan los cuatro valles que componen la comarca, y alguna de las más espectaculares se encuentra en el valle de Camaleño. Desde Baró se puede subir a La Viorna, a Pico Jano y a Santo Toribio. Pregúntenos por otros recorridos.

raya

La calzada romana de Baró:La calzada romana de Baró:

Pasada la Ermita de San Roque, una piedra transversal en el camino nos indica la existencia de un notable tramo de calzada romana. El tosco empedrado, de grandes losas y con tirantes cada pocos metros, dan fe de la autenticidad de este milenario camino. Su estado general es bueno, aunque lógicamente ha sufrido el paso del tiempo y también el de la ganadería, que ha contribuido a su deterioro. Según vamos ascendiendo por él vamos encontrando grandes muros de piedra que lo cercan a ambos lados.

Subiendo unos centenares de metros, en dirección a Pico Jano, hallaremos un castro celta; es una tosca construcción circular compuesta de grandes piedras que tal vez estuviera dedicado a vivienda o depósito de víveres.